Nuevo estudio halla que los tomates reparan el daño pulmonar en fumadores

La evidencia científica continúa apuntando a las plantas como alimentos cruciales para lograr una salud óptima.

Un nuevo estudio publicado en European Respiratory Journal encontró que el consumo de tomates ayudó a detener el declive natural de la función pulmonar con el tiempo, particularmente en ex fumadores. Investigadores de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins observaron a 605 adultos y descubrieron que aquellos que consumieron dos o más tomates y tres porciones o más de frutas mostraron una disminución más lenta de la función pulmonar durante el período de observación de 10 años. Los investigadores también descubrieron que los fumadores que consumieron la mayor cantidad de tomates y otras frutas (particularmente manzanas) disminuyeron el daño pulmonar, lo que sugiere que los componentes en esos alimentos vegetales ayudan en la reparación del pulmón. "Nuestro estudio sugiere que los factores dietéticos podrían desempeñar un papel en la preservación de la función ventilatoria en los adultos", concluyeron los investigadores, "al desacelerar la disminución de la función pulmonar". En particular, los antioxidantes dietéticos posiblemente contribuyen a la restauración, después del daño causado por la exposición al tabaco, entre adultos que han dejado de fumar ". Este estudio se suma a un creciente cuerpo de evidencia científica que revela las propiedades medicinales de los alimentos vegetales, incluido un estudio reciente publicado en la Revista de la Asociación Estadounidense del Corazón que encontró que reemplazar las proteínas animales con fuentes vegetales ayuda a prevenir la enfermedad cardíaca.

Comentarios