La escritora Laura Barrera presenta su nuevo libro "Vegano ¿yo?"

Mexico.- La periodista mencionó que este libro, de editorial Diana, se trata de una guía para adentrase al veganismo, "lo que a un vegano y un no vegano le podría ser útil en la búsqueda de este estilo de vida".

¿Vegano yo? Consejos, claves y conceptos para adentrarse en el veganismo como un estilo de vida", es un compendio de información sobre la diferencia entre ser vegetariano y el ser vegano.

No sólo se trata de abstenerse de comer carne, evitar beber leche de vaca y estar en contra del uso de pieles para vestir, explica. “Es un estilo de vida que busca establecer una conexión amorosa, compasiva y de respeto con el planeta, los animales y el cuerpo”.

Publicado por el sello Diana, el volumen responde a una inquietud de la también conductora y productora televisiva por compartir una especie de guía práctica, un “ABC para acercarse al veganismo”.

En él se ofrece un amplio panorama que permite conocer los orígenes, la historia y los fundamentos de esa forma de vida, además de abordar los mitos y realidades que existen en torno suyo.

Además, ahonda en temas como la alimentación basada en vegetales, el uso de productos para la higiene personal y el cuidado a los animales.

Barrera refiere que su acercamiento al veganismo ocurrió ante el dolor que le produce el sufrimiento animal. En particular, cuando se enteró de lo violentos que son los sistemas de producción actuales con el medio ambiente y los animales, que nada tienen que ver con las imágenes publicitarias.

Fue ante esa situación que comenzó a investigar y hacer reportajes de lo que ocurre en esos lugares, así como lo que hay detrás de los espectáculos con animales y la producción de objetos de origen animal, como ropa y calzado.

“Encontré información que me hizo sentir abrumada y un poco perdida. Me sentí engañada y que me estaban ocultando qué hay detrás de lo que consumimos”.

De acuerdo con Laura Barrera, prevalecen muchas ideas erróneas, prejuicios y estigmas en torno del veganismo, debido a la falta de información.

“Una vez que me adentré, me di cuenta de que habían muchas formas de practicarlo, de acercársele, aunque no eran la solución final ni absoluta, sino una posibilidad de estar frente al mundo, de asumir una empatía”, comentó.

Comentarios